A huge collection of 3400+ free website templates www.JARtheme.COM WP themes and more at the biggest community-driven free web design site

“Yo recomiendo a todos los estudiantes de judo práctica del kata”
“El kata es la estética del judo. En los Kata se encuentra el espíritu del judo, sin el cual es imposible divisar el fin”
Jigoro Kano

 

La palabra kata significa literalmente Forma.
En el kata las acciones y movimientos se encuentran previamente establecidos. En japonés el "kanji", el carácter, "kata" (形) expresa la idea de forma de una manera dinámica, más compleja. Es una sucesión de movimientos, pero aquello realmente importante son los principios. Aquello que se quiere expresar son los principios y las técnicas son simplemente sus continentes.

Dentro del kata se pueden distinguir dos elementos:
Omote y Ura. El primero se refiere a aquello que muestra cada kata, es decir, las técnicas. El segundo es aquello que de forma subyacente se encuentra dentro de estas técnicas, es decir, su significado. Es por eso que, además de aprender las técnicas que componen cada uno de los kata, también se tiene que aprender su significado. Así, no tan solo se tiene que entrenar o practicar las técnicas que componen el kata, también se tiene que ejecutar con el ritmo y veracidad, el “sentimiento”, que rezuma cada uno de los diferentes katas.
El kata, común a todas las artes marciales japonesas, representa la tradición y la esencia. La formulación de los kata de Judo por el Kodokan o por el Maestro Kano es la manera de retornar a los grandes ejes clásicos de los métodos pedagógicos japoneses. Es un lenguaje de la “forma” que pertenece de manera intrínseca a la cultura japonesa, así la Ceremonia del té, por ejemplo, se tiene que ver como un kata.

Jigoro kano expresó de manera clara que aprendizaje del Judo se tiene que concretar con dos procedimientos: el randori y el kata. Cada uno tiene que disfrutar de un tiempo dedicado a ello y el entrenamiento constante y equitativo llevará al progreso como judoka.
Desgraciadamente son muchos los que tan solo ven en el kata como el elemento necesario para superar un grado, no son capaces de ver que el kata, además de mostrarte la tradición y la esencia del Judo, lo que enseña es la importancia de los pequeños detalles.

El kata también nos enseña a desgranar una técnica en una multitud de acciones y detalles, cada paso, cada movimiento técnico tiene un sentido, una explicación y una manera de ejecutarlo de manera eficaz.
A menudo el Maestro Kano comparaba al aprendizaje del Judo con el de una lengua. De la misma manera que el estudiante empieza a escribir las letras del alfabeto, el judoka educa el cuerpo con las técnicas. A continuación el alumno estudia la relación entre las palabras, el judoka toma conciencia de que existen oportunidades, defensas y contraataques. Después vendrá la gramática y el estudio literario de los grandes escritores de literatura, poesía o ensayo, que le permitirán comprender la fuerza expresiva y la profundidad de la lengua, al tiempo que se incrementa su agilidad mental. En el Judo, la experiencia del pasado está depositada dentro de los kata, tan solo con su conocimiento se comprende la verdadera dimensión del Judo.

 

En el estudio de la lengua se alterna entre el aprendizaje de la gramática y la composición libre. En el Judo, su conocimiento se obtiene con la práctica del kata y del randori. Consciente del excesivo peso del randori en el entrenamiento del judo, y que eso repercutiría negativamente con la comprensión y el estudio de la totalidad del Judo, intentó tomar las medidas necesarias para facilitar a los estudiantes de Judo la práctica y el estudio del Kata. El Maestro Kano decía que el primer kata que se tenía que enseñar era el Ju no kata por dos motivos:


1. Sirve para aprender la esencia del Judo, es decir, la forma de cómo ganar a un enemigo aprovechándose de su fuerza.
2. Es un kata sin proyecciones y por eso muy válido para los principiantes.

El segundo era el Nage no kata, para aprender el sentido y los principios generales de las proyecciones combinándolo con el randori para mostrarle la lucha real para poder projecctar.
En tercer lugar vendría el Katame no kata, para aprender los principios del judo en el suelo, con las inmovilizaciones, estrangulamientos y luxaciones. Después el Kime no kata, ya que en él se encuentran representados los principios de la lucha con armas y con las armas del cuerpo. Seguramente aquí se tendría que situar el Goshin jitsu no kata, creado mucho después de la muerte del Maestro Kano y que se puede interpretar como una actualización de las técnicas de ataque y defensa personal.

Finalmente se tiene que enseñar el Itsitsu no kata y el Koshiki no kata, ya que son dos kata lo bastante difíciles y con una carga  simbólica e histórica muy importante. Para comprender estos kata es conveniente tener una buena experiencia general del Judo.

Entrada ya en su madurez, el Maestro Jigoro Kano creó un kata, el último que creó y lo definió como la síntesis de su judo, el Seiryoku zen'yo kokumin taiiku no kata o la "forma" de la educación física de máxima eficiencia.